Friday, August 18, 2006


La culinaria revolucionaria en Bogotá... mendigando estilo

Nada es más importante en Bogotá que el reconocimiento público. Éste se adquiere, en parte, cuando se llega a un estatus por encima del capitalino promedio.

Sin importar el círculo en el que se mueva, una persona será juzgada por su carro, trabajo, sueldo, ropa, los lugares nocturnos que frecuenta y restaurantes que visita.

Alrededor de estos últimos existe una sociedad obsesionada con engullir las últimas modas de la alta cocina internacional.

En mi afán por encontrar una ecuación que sustente la volátil permanencia de los sabores en los paladares bogotanos, encontré la fórmula que un día les produce orgasmos bucales y al siguiente ocasiona trastornos estomacales.

La fórmula en realidad es bastante simple: Los sabores agradables pierden su esencia cuando caen al bajo mundo de la comida rápida.

Hagamos un recuento. Hasta hace unos años la salsa tártara era la hija consentida de la cocina. Se conseguía en el mercado en presentaciones espectaculares y era el acompañante ideal de una ensalada de zanahorias baby y brócoli al vapor. Cuando cayó al nivel del perro caliente, perdió su encanto.

Su trono fue ocupado por la salsa teriyaki, que acompañó fielmente al pollo a la plancha hasta que aterrizó en la pizza de barrio.

En la actualidad, el vinagre balsámico gobierna con aparente trascendencia. Supongo que es cuestión de tiempo para que en los carritos de hamburguesas toque gritar “eso, mami, échele bastante de la balsámica que es finísima”.

En dado caso, los capitalinos, que tanto estilo mendigan, se inclinarán por aceite de pezuña de caballito de mar albino o por jugo de laringe de koala siamés prematuro.

El tiempo lo dirá.

6 comments:

anacaro said...

Y que me dices de las "finas salsas" producidas por Harry Sasón, que venden en supermercados y que ponen a nivel promedio deleites engordadores que antes eran privilegio de pocos??

carlosakela said...

Don Juan Camilo... Pasando a visitar y a conocer su blog...

maco said...

Hola! pasaba a conocer tu blog... esta excelenteee....

Anonymous said...

...super kk, que bien. Faby

Joha said...

Juan, esta muy bueno el blog, pero se nota que no tienes nada que hacer, jajajaj, mentiras, super que escribas con eso yo no trabajo, jajaj

Luz María Uribe Escobar said...

Bueno, me equivoqué. Sí incluiste esta teoría después de todo!